sábado, 31 de diciembre de 2011

Magdalenas de Limón

Yo no puedo esperar nunca a que se enfríen del todo

INGREDIENTES

1 Sobre de levadura normal
1 Yogur griego (1/2 Taza)
1/4 Cucharada de postre de esencia de limón (opcional)
Pepitas de chocolate
1 Medida de Aceite de Oliva (1/2 Taza)
3 Huevos
1 ó 2 Medidas de Azúcar (1/2 ó 1 Taza)
Ralladura de un Limón
3 Medidas de Harina de Repostería (1,5 tazas)








PASO A PASO

Es mejor que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente


1. En un bol pequeño ponemos los 3 huevos.
2. Esta es la medida que uso para calcular todo, es media taza (125 ml)

La receta original lleva 2 medidas de azúcar pero yo sólo pongo una o algo menos porque el yogur es azucarado.
3. Añadimos el azúcar a los huevos.
4. Para batir usaremos unas varillas.
5. Añadimos el yogur y una medida de aceite de oliva.
6. Ponemos la ralladura del limón y si queremos darle un toque más intenso la esencia, muy poca porque es bastante fuerte.

Lo mejor es seguir las instrucciones del envase.
7. Vamos a tamizar la harina, metemos aire y evitamos que se apelmace y se hagan grumos.

Ponemos las 3 medidas de harina y el sobre de levadura en el tamizador.
8. Con una cucharilla mezclamos la harina y la levadura.
9. Tamizamos toda la mezcla.
10. Poco a poco vamos añadiendo la mezcla líquida sobre la harina.
11. Con movimientos envolventes mezclamos todo bien.

Desde los laterales al centro para incorporar poco a poco toda la harina.


12. Sacamos la placa para preparar los moldes con los papelitos de las magdalenas.

Precalentamos el horno a 200ºC con calor abajo y ventilador si tenemos esa opción.


13. Llenamos los moldes hasta un que falte un dedo para el borde.
14. Para decorar en algunas podemos poner pepitas de chocolate o un poco de azúcar.
15. Metemos la bandeja en la parte baja del horno pero no en la última posición. Bajamos la temperatura a 180ºC.

Prohibido abrir el horno en 25 minutos, si lo hacemos perderá calor y no subirán bien.
16. Si vemos que se nos doran demasiado rápido bajamos un poco la temperatura y dejarlas más tiempo.

Abrimos cuando empiecen a estar doraditas.
17. Para comprobar si están hechas por dentro las pinchamos, podéis usar un palillo.

Si sale limpio están listas, si sale manchado de masa líquida metedlas otra vez en el horno y controlad cada 10 minutos si el palillo sale limpio.
18. Las dejamos enfriar un poco antes de desmoldar.
19. Son consistentes gracias a la textura del yogur griego.
20. Mmmmm, con una buena taza de leche están irresistibles.

¡Que aproveche!