jueves, 30 de junio de 2011

Guacamole

Otra versión, lo normal es que tuviera jalapeños, pero no me gustan.

Para elegir los aguacates igual que los melones jajaja, que tengan la punta un pelín blandita.

No he puesto foto de los totopos (nachos, doritos o como sea) porque el guacamole se puede comer con muchísimas otras cosas,
ya os iré poniendo recetas...

INGREDIENTES

1 Aguacate
Aceite de oliva
Vinagre blanco
Tabasco
Tomates tipo cherry
Cebolla
Sal gorda
Jalapeño (opcional)







PASO A PASO

1. Con un cuchillo bien afilado hacemos un corte hasta el hueso a lo largo de todo el aguacate.
2. Giramos a 90º para separarlo de forma más fácil.
3. Sacamos el hueso.
4. Lo vaciamos con una cuchara y lo ponemos en el mortero, también vale en un bol.
5. Ponemos bastante sal gorda (1/4 de una cucharita de postre)
6. Machacamos todo bien, la sal nos ayuda a que no se deslice mucho. 
Si en vez de mortero lo hacéis en un bol aplastadlo con un tenedor.
7. Picamos en pequeñito un poco de cebolla y de tomate.
8. Lo mezclamos en el bol y añadimos un chorrito de aceite, otro de vinagre y unas gotas de tabasco.
Removemos todo muy bien y probamos para ver si está a nuestro gusto.

9. ¡Listo! Lo mejor es hacerlo justo antes de comer que si no se pone muy oscuro, dicen que si pones el hueso del aguacate dentro hasta que lo vas a servir no se pone negro pero es un truco que no he probado todavía.



domingo, 26 de junio de 2011

Patatas Alioli

Están muy ricas fresquitas

Realmente el alioli que he hecho no es el auténtico,
el auténtico es sólo con aceite y ajo pero así está muy rico y es más fácil.

Hay que tener mucho cuidado con este tipo de salsas que llevan huevo crudo,
yo sólo las hago para comer en el mismo momento por si acaso.


INGREDIENTES

Patatas
Huevo
Aceite de oliva
Ajo
Sal
Perejil










PASO A PASO

1. Pelamos un ajo y le quitamos la parte central para que no repita tanto.
2. Pelamos 3 patatas cocidas y las partimos en trozos medianos.
3. En el vaso de la batidora ponemos medio ajo, un poco de sal, el huevo y el doble de aceite de la medida de lo anterior.
4. Pegamos la batidora al fondo del vaso y sin levantarla en ningún momento empezamos a batir hasta que adquiera consistencia como de mayonesa.


5. Cuando ya tenga una consistencia como ésta ya podremos subir y bajar la batidora.
6. Ponemos la salsa sobre las patatas cortadas.
7. Echamos un poco de perejil.
8. Revolvemos y metemos en la nevera para que se enfríen un poquito.
9. Cuando están fresquitas las sacamos de la nevera y las ponemos para presentar.
 10. Espolvoreamos un poco más de perejil para decorar y ya las tenemos listas.

¿A alguien le apetece una cervecita con limón bien fría para acompañar?